El monstruo invisible

El padre de Aminodin siempre sonríe porque dice que “las personas alegres viven más”. Por
eso, a sus ocho años, Aminodin pone su mejor sonrisa mientras trabaja en el vertedero de
Papandayan, donde vive con su familia. Su primo Aliman, en cambio, perdió la suya cuando en la ciudad de Marawi empezaron a caer bombas del cielo. Ahora, mientras Aliman pasa los días triste y cabizbajo en un campo de
refugiados, Aminodin idea un plan para que vuelva a sonreír.

Dirigido por Javier y Guillermo Fesser.

(Visited 8 times, 1 visits today)